Orhan Pamuk. Premio Nobel de Literatura 2006.

Este escritor turco (1952), no lo conocía hasta que le concedieron el Premio Nobel de Literatura, se crió en el seno de una familia acomodada donde trató primero con la arquitectura hasta que decidió renunciar para dedicarse por completo a la escritura.

Alcanzó reconocimiento internacional por su obra Me llamo rojo, mas en esta ocasión las lecturas que reseñaremos serán: Nieve (Novela) y Estambul, Ciudad y Recuerdos (Memorias).

Empecemos con Nieve. ¿Una historia de amor? Tal vez, aunque los personajes de Nieve tienen muchas más cosas por las cuales preocuparse. Ka, el protagonista, vuelve a su ciudad natal con la intención de realizar un reportaje sobre la cadena de suicidios de mujeres musulmanas que han estado ocurriendo en el pueblo, mientras investiga se abren ante él nuevos personajes e historias que acapararan su tiempo, todo esto mientras una pertinaz nevada aísla a la ciudad de su juventud de todo contacto con los alrededores.
No es un libro para leer con apuros ni con otras cosas en mente. Necesita que se le dediqué tiempo para comprender lo intricado de las relaciones personales teñidas de afecto y de política. Lo intenso y arraigado que pueden llegar a estar los valores en lo que creemos, la valentía con la que los defendemos o la cobardía a vivir sin ellos, a no parecer unos completos brutos o ignorantes por no creer con fervor en alguna cosa. Creer en nuestra individualidad haciendo exactamente lo que todos los demás, acaso no es eso lo que todos hacemos?

Estambul. Ciudad y Recuerdos. La intención de todo escritor es trasladar al lector al lugar que nos describe y Pamuk es excelente recreando la imagen de la ciudad a orillas del Bósforo, de todo lo que en ella nace, crece y se pierde en sus edificios llenos de aflicción. Debo admitir que en las primeras páginas quise cerrar el libro y archivarlo en mis “para cuando no tenga otra opción” pero mi buen corazón me pidió que le diera una oportunidad basada en mi experiencia con Nieve, me alegro de haberlo hecho. En “Estambul…” logré perderme en la nostalgia de la ciudad, en la ciudad que desde joven fue vieja y me sentí conectada a los recuerdos que Pamuk quiso compartir con nosotros.
Normalmente, no siento preferencia por libros con ilustraciones pero las escogidas por el escritor fueron no sólo necesarias sino también las adecuadas para dar el último empujón al lector hacia esta ciudad turca donde encontró solaz en sus inclinaciones artísticas hacia la pintura.

Ambos libros me gustaron pero recomendaría con más entusiasmo la lectura de “Nieve” para que ellos que no les gusta la novela que ahonda en los detalles descriptivos. En mi lista está “Me llamo rojo” y entonces decidiré del todo como me siento con Orhan Pamuk.
Los dejo con el video de una entrevista al Premio Nobel de Literatura 2006, por si quieren conocer un poco más.

video

Hasta la próxima y que tengan una buena lectura.

Marieru

0 comentarios:

Publicar un comentario

Ya que llegaste hasta este punto, no te vayas sin dejar un comentario! Pondrás una sonrisa en mi rostro. Por favor NO SPAM NI LINKS, sobretodo RESPETA las opiniones de los demás. ¡Gracias por visitar!

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...